Infarto agudo de miocardio

Infarto

Infarto agudo de miocardio

El infarto de miocardio es un tipo de patología cardiovascular isquémica, es decir, provocada por el deterioro y la obstrucción de las arterias del corazón. Se produce debido a la acumulación de placas de colesterol, lípidos y células inflamatorias en las paredes de estas arterias, provocando que el corazón no reciba la sangre suficiente. En la actualidad, se producen unos 52.000 infartos al año hospitalizados.

Esta patología se manifiesta cuando las personas alcanzan una edad media. La prevalencia es la misma en mujeres y hombres. En las mujeres, se manifiesta unos diez años más tarde porque la situación menstruante hace que esté protegida.

Sintomatología:
  • Dolor torácico intenso opresivo que puede irradiarse a los brazos y hombres, espalda e incluso mandíbula.
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración
  • Palidez
  • Mareos
  • Náuseas

El 80% de los infartos de miocardios son prevenibles. Controlar la dieta, realizar actividad física regular y abandonar hábitos tóxicos, como puede ser el tabaco, es fundamental.

Pruebas diagnósticas:

Electrocardiograma: es de extrema importancia. Se puede ver la evolución del infarto y posteriormente detectar el daño que se ha producido en el corazón.

Análisis de sangre: se puede detectar un aumento de la actividad sérica de unas enzimas que se liberan en el torrente sanguíneo cuando se produce un cierto grado de necrosis.

Prueba de esfuerzo: el especialista colocará electrodos en el cuerpo del paciente. Así, registrará de forma continua el electrocardiograma mientras el paciente pedalea en una bicicleta o anda por una cinta rodante.

Estudios isotópicos: Estos estudios están asociados a la prueba de esfuerzo y consisten en el análisis del corazón con isótopos. Durante el ejercicio sobre la bicicleta o sobre la cinta rodante, se inyecta una pequeña dosis de isótopo radiactivo en vena. Mientras, un dispositivo especial registra una serie de imágenes de las localizaciones del isótopo en el corazón.

Cateterismo cardíaco y coronariografía: Es la técnica más adecuada para determinar la posible presencia y extensión de cardiopatía isquémica. La coronariografía permite determinar la localización y grado de obstrucción de las lesiones arteriales coronarias que puedan haberse producido.

Hay que tener en cuenta la sintomatología para saber cuándo debemos acudir al médico urgentemente. Si notas algún síntoma semejante, no dudes en acudir a Urgencias; todo el tiempo cuenta y tu corazón lo agradecerá.

Si deseas consultar nuestros servicios en Quiroderma, llama al 93 589 16 66. Disponemos de la especialidad de Cardiología.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies