¿Cómo afecta el frío en el cuerpo humano?

frío

¿Cómo afecta el frío en el cuerpo humano?

Llega el invierno y con él las bajas temperaturas. El frío en muchos casos es un riesgo importante para la salud. Los problemas derivados del frío no tienen un efecto inmediato sobre las personas, suelen aparecer al cabo de unos días de habernos expuesto a las bajas temperaturas.

No todas las personas padecen los efectos nocivos del frío de la misma manera. La gente mayor suele ser más vulnerable, por el hecho de padecer otro tipo de enfermedades y por sus condiciones físicas.

¿Cuál es la respuesta del organismo ante el frío?

El cuerpo humano tiene varios mecanismos defensa para mantener la temperatura corporal. El hipotálamo es el encargado de conservar el calor en el cuerpo. Mantiene el suministro de sangre a las extremidades. Hay varios mecanismos de defensa para mantener el calor: hormigueo de las manos y los pies, temblor, piel de gallina, etc. El corazón tiene que trabajar más para conservar la temperatura y empujar la sangre. El frío exige al cuerpo un esfuerzo para mantener su temperatura interior. Esto provoca una constricción de los vasos sanguíneos para que la sangre se concentre y caliente la zona central del cuerpo donde se encuentran los órganos vitales.

El frío extremo puede acabar generando casos de congelación, ya que el flujo de sangre se ve reducido y la falta de esta provoca que los tejidos corporales no funcionen correctamente.

Efectos del frío sobre la salud:

Articulaciones: Los pacientes con artrosis o artritis reumatoide sufren más dolor cuando bajan las temperaturas.

Corazón: El esfuerzo realizado por el corazón para mantener la temperatura puede resultar excesivo en un corazón débil (por una enfermedad o por la edad) y puede provocar más eventos cardiovasculares; por ejemplo, la aparición de un infarto o angina de pecho.

Dolor de cabeza: En los períodos de épocas de bajas temperaturas suelen haber más episodios de cefalea y migrañas.

Humor: Las bajas temperaturas pueden acentuar los trastornos depresivos, la ansiedad, la irritabilidad y la agresividad. La falta de vitamina D puede ser un factor influyente.

Visión: La protección de los ojos es esencial en cualquier época del año. El frío, la nieve y el viento pueden afectar a tu visión.

Disminución calorías: El frío nos lleva a consumir más energía, ya que es necesario su gasto para mantener el calor. Para compensar esto, el cuerpo necesita un mayor suministro de calorías.

Si alguna vez tienes alguno de estos síntomas o afectaciones, consulta con tu doctor. Pide tu cita en Quiroderma en el 93 589 16 66

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies