El ácido hialurónico es el gran protagonista de los tratamientos para rejuvenecer tu cara

El ácido hialurónico es el gran protagonista de los tratamientos para rejuvenecer tu cara

¿Qué es el ácido hialurónico?

Es una sustancia, concretamente un tipo de azúcar, que se encuentra de forma natural en nuestra piel, articulaciones, cartílagos y otros lugares de nuestro organismo. Por lo tanto, no provoca rechazo, ya que el organismo lo reconoce como algo natural. Es muy utilizada en tratamientos de belleza y uno de los productos más demandados en cosmética. Con el paso de los años, se produce una pérdida del ácido hialurónico de nuestra piel lo que conlleva la aparición de las arrugas, depresiones y surcos.

Propiedades del ácido hialurónico.

La principal característica de esta substancia es la capacidad para mejorar la piel convirtiéndose en el aliado perfecto para el relleno de arrugas, ya aumenta el volumen en pliegues, surcos y depresiones cutáneas. Además, mejora las cicatrices y contribuye a la regeneración del colágeno propio, multiplicando su efecto rejuvenecedor. Gracias a su alto poder para la captación de agua proporciona soporte e hidratación para nuestra piel. Debido a sus diferentes propiedades, podemos encontrarlo en diferentes formatos: crema, gel, sérum e inyecciones.

En medicina regenerativa y en enfermedades articulares, el ácido hialurónico por sus propiedades lubricantes ayuda a eliminar el dolor y a mejorar el movimiento de las articulaciones. Especialmente se utiliza en lesiones de rodilla y para combatir la artrosis.

 

Usos en medicina estética.

El ácido hialurónico se usa para mejorar el estado de las pieles envejecidas y dañadas por la edad por su efecto rejuvenecedor e hidratante. En medicina estética, se inyecta bajo la piel creando una estructura que da volumen y sensación de naturalidad en los rasgos faciales. El ácido hialurónico penetra hasta las capas más profundas de la piel dando como resultado una dermis más tersa y brillante. Este efecto se puede conseguir de manera más progresiva si se aplican, de manera constante, cremas o serums que contengan ácido hialurónico entre sus componentes principales. Tras unas primeras sesiones los resultados son sorprendentes y hay una mejora notable de la expresión facial.

 

¿Dónde se puede aplicar?

  • Contorno y comisura de los labios.
  • Volumen labial y facial (pómulos).
  • Surcos nasogenianos, líneas de expresión que van desde la nariz hacia la boca.
  • Arrugas en los labios o alrededor de la boca.
  • Eliminación de ojeras.
  • Arrugas perioculares externas, las conocidas patas de gallo.

Para más información contacte con la doctora Verónica Mezzapelle a través de formulario web o llamando al 935 891 666 o al 937 216 262.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies